Etiquetas

La carretera de acceso a la cárcel de Villabona, a un kilómetro escaso de ésta, ha comenzado este invierno, debido a las copiosas lluvias, a deslizarse a su paso por un talud dadas las condiciones del suelo y de los drenajes y escorrentías existentes. Este problema no es la primera vez que ocurre, siendo anteriormente subsanado asfaltando de nuevo el tramo de carretera.

Sin embargo, el reasfaltado no ha impedido que vuelva a deslizar transcurrido un periodo de tiempo relativamente corto, debido a que la rotura proviene del deslizamiento del propio suelo natural. Además, esta rotura cada vez es más evidente y peligrosa para el tráfico, abundante y pesado, que la institución penitenciaria genera.

En IF Ingeniería una vez recibido el encargo de estudiar el problema pensamos que si se pretende alcanzar una solución definitiva, se debería atajar el problema impidiendo el deslizamiento del talud; a priori, la solución más conveniente sería un muro de escollera.

Por todo lo anterior IF Ingeniería ha realizado un estudio geotécnico del emplazamiento, incluyendo un sondeo, con el que se han determinado los sustratos presentes en el subsuelo para poder modelizar la rotura y definir la profundidad a la que se encuentra el terreno sobre el que se pueda cimentar el muro. Dicho sondeo ha revelado que el suelo está compuesto por una capa de arcillas seguida por otra de gravas y arenas. Sin embargo, a los 20 metros de profundidad se ha finalizado el sondeo al encontrar un sustrato de margas, que cumplirían las condiciones para que se pueda cimentar el muro sobre ellas.

Anuncios